lunes, 5 de noviembre de 2012

ESTAMPAS 4: LA EVOLUCIÓN DE LA CACEROLA




MORALEJA: No hay ninguna. Si uno se porta como imbécil, necio e irresponsable no deja huellas en su vida ni en la historia, apenas un resto de teflón. Bah, creo que al final sí hay moraleja, pero ojo, que no es tan peronista como parece.